ONU: en 2014 Israel demolió las casas de 1177 palestinos en Cisjordania.

NOTA: Este post es una traducción de un artículo publicado originalmente en MONDOWEISS.

House demolition, Beit Hanina, East Jerusalem, 27.1.2014En 2014, Israel destruyó 590 edificios palestinos en la Ribera Occidental (Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental) desplazando a 1.177 personas, según un nuevo estudio realizado por la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Esto constituye el mayor nivel de desplazamiento en Cisjordania desde que la ONU comenzó a monitorear en 2008.

Amira Hass resume las conclusiones del informe de la OCHA en Haaretz, indicando que en 2014 la Administración Civil de las Fuerzas de Defensa de Israel destruyó:

  • 493 edificios en Cisjordania;
  • los hogares de 969 palestinos en Cisjordania;
  • 97 edificios en Jerusalén oriental;
  • los hogares de 208 palestinos en Jerusalén oriental; y
  • un promedio de 9 edificios palestinos por semana.

En tres días, desde el 20 hasta el 22 de Enero, 77 palestinos, más de la mitad de los cuales eran niños, se quedaron sin hogar por estas demoliciones. En tan sólo la semana del 19 de enero al 26 Israel destruyó 41 edificios palestinos y entregó 45 órdenes de cese de construcción y dos órdenes de demolición. Todas estas estructuras eran propiedad de beduinos y otras comunidades dedicadas al pastoreo. Algunos de los edificios destruidos habían sido donados por organizaciones humanitarias europeas. Además, Israel emitió una orden para detener la construcción de un parque financiado por países donantes extranjeros.

Las demoliciones extrajudiciales de Israel continuaron en 2015. Sólo en enero, Israel destruyó 77 edificios pertenecientes a palestinos en Cisjordania, dejando a 110 personas (aproximadamente la mitad de los cuales eran niños) sin hogar en mitad de un invierno que está siendo particularmente frío. 

James W. Rawley, cordinador de asuntos humanitarios de la ONU, sostiene que las demoliciones violan el derecho internacional. “Demoliciones que dan lugar a desalojos forzosos y los desplazamientos son contrarias a las obligaciones de Israel en virtud del derecho internacional, crean sufrimiento y tensión innecesaria… Deben cesar de inmediato.”

OCHA escribe, en un comunicado oficial ,

Las políticas de planificación aplicadas por Israel en la Zona C y Jerusalén Oriental discriminan a los palestinos, debido a que es muy difícil para ellos obtener los permisos de construcción. Como resultado, muchos palestinos construyen sin permisos para satisfacer sus necesidades de vivienda arriesgandose a que sus estructuras sean demolidas. Los palestinos deben tener la oportunidad de participar en un sistema de planificación justo y equitativo que garantice la satisfacción de sus necesidades.

Israel no permite a los palestinos la construcción adicional relacionada con el crecimiento natural de la población, y no permite la conexión de cientos de comunidades (con unos 300.000 residentes palestinos) a las infraestructuras”. Esto, añade Amira Hass, deja a los palestinos tres opciones:

a) vivir hacinados en condiciones miserables.
b) desplazarse a las zonas A y B de Cisjordania, algo difícil y caro de hacer, o
c) la construcción sin permisos.

Dada su falta de oportunidades y recursos, la mayoría de los palestinos no tienen otra opción que reconstruir repetidamente sus viviendas sin permiso, explica Hass.

Zona C

unnamedLos 493 edificios destruidos en Cisjordania se hallaban en la zona C, una división administrativa delineada en el Acuerdo de Oslo II de 1995, que comprende cerca de tres cuartas partes de Cisjordania. La Zona C permanece bajo el control del ejército israelí, después de que Israel la ocupara ilegalmente en la guerra de 1967. El Memorando de Wye River (Octubre de 1998) requiere que Israel se retire de un 13% de la zona C, pero, después de sólo haber retirado sus tropas del 2% de la tierra, Israel volvió a ocupar toda ella en 2002 durante la operación “Escudo Defensivo”.

Hoy en día, los palestinos no tienen el control del 99% de la zona C, lo que vendria a ser el 61% de toda Cisjordania. Esta es la región en la que se concentran los recursos naturales más importantes y lucrativos de la Ribera Occidental. En un informe de 2013, el Banco Mundial dijo que sin “la capacidad para llevar a cabo actividad económica en la zona C, el crecimiento económico de Cisjordania permanecerá paralizado, habitado por personas cuyas interacciones diarias con el estado de Israel se caracterizan por la incomodidad, el gasto y la frustración “.

Casi 300.000 palestinos viven en la zona C, bajo control total del ejército israelí, tal y como nos recordaba Amira Hass en un artículo escrito en Haaretz, donde añadía:

La población palestina en la zona C se considera que es especialmente vulnerable y necesitada de la ayuda internacional debido al acceso limitado a las instituciones educativas y de salud, el acoso de los colonos, la proximidad a las zonas cerradas y conexión insuficiente para la infraestructura de agua y electricidad.

Entre 300.000 y 400.000 colonos israelíes viven ilegalmente en la zona C. En mayo de 2014 el ministro de Vivienda, Uri Ariel, dijo que posiblemente asistiamos a los ultimos “estertores agonizantes” de lo que debería de ser el Estado paelstino y declaró que la población de colonos subiría a 550.000 o 600.000 en 2019 .

100.000 viviendas destruidas en Gaza

Los palestinos en Cisjordania no fueron los únicos que Israel dejó sin hogar en 2014. En su ataque de verano de 51 días en Gaza, que recibió el nombre de operación “Margen Protector”, Israel destruyó o dañó vitalmente 100.000 viviendas, afectando a más de 600.000 personas, según estimaciones de la ONU .

Por otra parte ,

  • 26 escuelas fueron destruidas;
  • 232 escuelas fueron dañadas;
  • 73 mezquitas fueron destruidas;
  • 205 mezquitas fueron dañadas;
  • 13 hospitales públicos fueron destruidos o dañados;
  • 17 hospitales privados y no gubernamentales fueron destruidos o dañados;
  • 23 centros de salud del ministerio fueron destruidas o dañadas;
  • 4 centros de salud privados y no gubernamentales fueron destruidos o dañados;
  • el 50% de las tierras agrícolas fue dañado en gran medida;
  • 419 empresas y talleres fueron dañados; y
  • la única central eléctrica de Gaza fue destruida.

En total unas 100.000 familias de Gaza se quedaron sin hogar a raíz del ataque. La ONU estima que serán necesarios $ 7.8 mil millones y más de 20 años para reconstruir Gaza . Aunque en la conferencia internacional en Egipto en octubre de 2014 se comprometieron 5400 millones de dólares en ayuda para la reconstrucción,  “prácticamente nada de esto ha llegado a Gaza”, según la UNRWA. Miles de palestinos se han quedado sin hogar durante un invierno gélido. Varias personas, incluyendo niños, han muerto a causa del frío.

Director de la UNRWA en Gaza Robert Turner comentó :

Es fácil mirar estos números y perder de vista el hecho de que estamos hablando de miles de familias que siguen sufriendo durante este frío invierno a causa de una vivienda inadecuada. La gente está literalmente durmiendo entre los escombros; varios  niños han muerto de hipotermia. Se prometieron 5400 millones  en la conferencia de El Cairo en octubre pasado y prácticamente nada de esto ha llegado a Gaza. Esto es preocupante e inaceptable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Apartheid, Ocupación, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s